LAS PERSONAS NO PUEDEN VIVIR SOLAS

En la sociedad, todo está hecho por las personas, planeado por las personas y supervisado por las personas. Esto significa que el resultado de las cosas que hacen las personas dependen de los sentimientos y las creencias que hay en los corazones de la gente que las hace. El esfuerzo para cambiar el corazón de las personas es la gran característica distintiva de la filosofía del Kongo Zen. Pregúntate a ti mismo si esto no te parece cierto. La presencia de un buen hijo, por ejemplo, puede cambiar una familia completa. Pero si por el contrario, una mala persona es parte de una familia, todos sus miembros sufren por él. Probablemente, ejemplos de esto ocurren a vuestro alrededor cada día. Son ejemplos de lo importante que puede ser una sola persona.


Doshin So . Lectura en 1966

Para todos nosotros quizás, la primera cosa que cada uno de nosotros trata de hacer es ser una excelente persona y ser una buena influencia para la gente a nuestro alrededor. Estas son las enseñanzas del Kongo Zen. Con el entrenamiento del cuerpo y la mente, la gente consigue ser capaz de respetar a los demás. Esto es algo simple, la búsqueda clara de la mutua felicidad es un movimiento, y el movimiento se complementa a través de la práctica diaria del Shorinji Kempo. Esto se expresa con cada una de nuestras acciones en la vida diaria. Y estas acciones se convierten en las raíces sobre las que el mundo debe crecer.


Doshin So . Lectura en 1996

En China, me explicaron el significado de la palabra “gente”. El carácter para “gente” está formado por dos partes, cada una sustenta a la otra. Las personas no pueden vivir solas. Cada uno ayuda a los otros, creciendo a través de esta ayuda, esta es la verdadera naturaleza del ser humano.
La cosa más importante que la gente tiene que hacer es no matar a los demás. Para hacer un mundo en paz, tenemos que actuar juntos y usar nuestra sabiduría; aumentar el número de personas que buscan su propia felicidad pero que también miran por la felicidad de los demás, esta es la única manera que tenemos. He aprendido esto desde mi experiencia.

“El Shorinji Kempo no es solo un deporte o un arte marcial”.
Esto es algo muy importante. La razón de ser de los deportes es la victoria, esto es esencial. El oponente puede ser incluso un compañero de equipo, mayor o más joven, pero hay que derrotarlo. Esto es por lo que incluso un país con grandes equipos deportivos no garantiza una mejor calidad de vida. Y un país donde las artes marciales y métodos de combate son muy importantes no es lo que buscamos. La razón es que el corazón del hombre no puede ser vencido solo por la fuerza. Además vivimos en una época diferente. Estamos en el siglo XX. En estos días creo que no necesitamos más las artes marciales y los deportes.


Doshin So. Lectura en Agosto de 1969

volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s