EL SIGNIFICADO DE NUESTRO ENTRENAMIENTO

Se que decimos esto una y otra vez, pero en la era de las explosiones nucleares, los rifles automáticos, las bombas de napalm como las usadas por América en Vietnam, en esta época en la que sobran las armas de destrucción masiva, la idea de que alguien levante sus puños y diga “Vamos, dame si puedes!”; es rídicula.


Incluso si alguien entrena su cuerpo de manera que pueda pegar o matar a un animal con sus propias manos, nadie piensa que esto lo hace un gran hombre.


Aún oigo cosas como: “Mi pierna subre 5 centímetros mas alto que la de ese tipo de ahí”, “Puedo romper diez ladrillos con mi puño”, o “tanomou, osu” y solo se me ocurre responder “No me hagas reir”. Aunque actuamos como si entendiéramos el error, no otros, sino algunos de nosotros no lo entendemos realmente.


Mi opinion es que cuando habláis sobre competición, os referis a esto. Incluso después de haber derrotado a alguien una o dos veces, no significa que la lucha esté acabada. Si has dedicado tres años de entrenamiento a convertir tu cuerpo en un arma y quieres matar a alguien por alguna razón, el mejor método es simplemente dispararle con una pistola.


Esta es la razón por la que las armas se han desarrollado.


Sin embargo, hay aún mucha gente que malentendiendo el significado del entrenamiento del Shorinji Kempo, siguen actuando como tontos.


El Shorinji Kempo es diferente de las artes marciales tradicionales japonesas y debe ser valorada en su único camino, el de cultivar el espíritu. Por supuesto, el espíritu puede ser cultivado a través del zazen o la escalada, y es posible considerar que uno se cultiva cantando bajo la lluvia. Todos los artes marciales dicen que cultivan el espíritu. Hay por supuesto, algo de cultivar el espíritu en la atención que se presta en un combate o en el propio espíritu del combate. Pero cuando esto se encuentra con las necesidades de nuestra sociedad, con las cosas más fundamentales de la vida, ¿qué tipo de entrenamiento espiritual es del que estamos hablando?


Cuando llamamos a alguien una persona de carácter, queremos decir que es algo más que un erudito, un hombre valiente, o alguien que puede aguantar un gran sufrimiento o una pobreza extrema. Entrenarse a uno mismo en el sufrimiento es algo importante, pero solo eso es demasiado pasivo y podría no ser suficiente. Una persona de caracter sabe como impulsar a la gente a hacer cosas y sabe como expresar sus propios pensamientos. En definitiva, la persona que, como he dicho, actúa “mitad para si mismo y mitad para los demás”, la persona que puede realizar esto conseguirá una verdadera autorrealización.


Mirad el mural pintado en las paredes del Templo de Shaolin en China. Parejas de monjes estan disfrutando juntos, proyectando, golpeando con caras felices, cada uno disfruta con cada técnica. Nuestra forma de vida en el que nadie trata de vencer a otro, se puede sumar a esa escena.


Doshin So, extraido de un discurso en el curso de Abril de 1968

volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s