CONOCER A ALGUIEN PUEDE SER ALGO QUE CAMBIE VUESTRA VIDA

Hoy estamos en un “training camp”, quizás algunos de vosotros estáis aquí como una imposición de vuestros mayores, que venís porque no tenéis más remedio. A parte de estas circunstancias, algunos habéis pagado una buena suma de dinero para venir aquí a la isla de Shikoku. Aparte de estos hechos, pensad pues que estar aquí es parte de vuestro destino. O quizás simplemente suerte o algo en lo que no tenías ningún interés pero que puede convertirse en un encuentro inesperado… Quizás puede ser bueno para vosotros pensar sobre estas cosas, al menos por un momento. No importan las circunstancias, estáis utilizando vuestro precioso tiempo y dinero para venir aquí, por nosotros. Por ello, incluso si es solo por estos pocos días, todos nosotros queremos corresponderos.


Hace dos o tres años, uno de mis alumnos vino y me dijo algo. Después de haber tenido citas con docenas de mujeres, finalmente había encontrado una mujer con la que casarse. Sonreí y le dije “Esto ha sido realmente un logro”, pero su cara permanecía seria.


Él me dijo, “Cuando conoces a alguien y empiezas a compartir tiempo con esa persona, si no hay algún elemento importante que haga “click”, entonces la parte más importante de la relación no funcionará”, dijo, “Me he sentido mal por esas palabras suyas y sin embargo tengo que agradecerle su ayuda para este matrimonio”. No importa cuanta ayuda recibiera de mi, sorprendetemente, él tenía docenas de potenciales novias. Sin embargo, la forma en que se establecen los lazos entre las personas son realmente asunto de un profundo misterio.


Como he dicho antes, hay veces que conocemos a alguien solo unas pocas horas y esa relación puede cambiar nuestra vida entera. Por otro lado, diariamente conocemos gente, profesores, amigos, compañeros, con ninguna otra conexión fuera del lugar o la actividad donde los conocemos. Puedes pensar “si, he conocido a gente así” pero os dais cuenta de que no sois capaces de recordar sus nombres o incluso sus caras. Al final, han pasado por vosotros sin dejar ninguna huella. Realmente este tipo de encuentros es bastante frecuente ¿no?. Pero hoy, aquí, puede que sea diferente; me gustaría ser uno de vuestros “conocidos con valor”.


Quizás esto es un poco exagerado, pero ser personas significa no saber nunca cuando puedes morir. Más aún, cuando existimos juntos, sabiendo que un día moriremos, en algún sitio, haciendo algo, ¿no deberíamos intentar darle un sentido a nuestra vida? Precisamente porque vivimos nuestras vidas, sin saber cuando moriremos, debemos vivir el presente y el mañana como algo precioso y luchar todo lo duro que podamos por las cosas que sabemos que amamos. Luego no solo por nuestros propósitos hoy aquí, sino también porque debéis vivir vuestras vidas con sinceridad, espero que intentéis sentir el significado de este encuentro entre personas que comparten un camino común. Yo a menudo os aliento a vivir mitad para uno mismo y mitad para los demás. La razón es que construyendo mi camino sobre las crudas realidades de mi vida, creo que todo el tiempo que viva, haré lo possible por vivir al máximo, sin lamentaciones. Y este pensamiento es uno de los que me ayudan a vivir con sinceridad.


Doshin So. Extraido de un discurso en Marzo de 1972

volver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s